FANDOM


Isaac es un chico común y corriente en casi todos los aspectos, le gusta estar con sus amigos, detesta las matemáticas, le gustan los animales, tiene una vida social regular y no le agrada mucho pasear con sus padres, sin embargo como él se dará cuenta, la vida de todos nosotros depende de las decisiones que tomemos y de cómo nuestros caminos se cruzan con el de aquellas personas que perdimos, que amamos, que consideramos amigos y compañeros y también de quienes creemos odiar y aunque creas que tu vida termina en un punto, tienes que darte cuenta que si logras pasar un obstáculo que crees imposible de pasar, por lo menos uno, entonces vas bien por tu camino de la vida.



Capitulo 1: TE DIJE QUE TE CONVENDRIA


Había sido un día algo agitado, Isaac se encontraba como siempre con unos amigos camino a casa, pues las clases habían terminado y su casa estaba más lejos que la de sus compañeros, por lo que le quedaba de paso, sin embargo se sentía algo extraño, como si lo estuvieran vigilando, entonces hablo.

-Mejor me voy aparte, ya quiero llegar a casa y me siento algo mal

-No, anda, vamos de una vez, así podremos seguir platicando-Respondió Jesús

-Sí, anda, camina jaja- Dijo José en un tono burlesco

-No, de verdad, ya me voy- Después todo ocurrió muy rápido, Isaac echo a correr mientras ellos dos lo perseguían parecía ser todo parte de un juego improvisado, de repente Jorge tropezó, rodó y para cuando se puso de pie pudo notar como la sangre salía de sus piernas y como su pantalón estaba rasgado entonces Jesús y José solo lo miraron de lejos y continuaron su camino, aunque le pareció ver un poco de culpa y pena en el rostro de Jesús, entonces continuo caminando cojeando de una pierna pero sin mucho dolor realmente

-¿Y esos son mis amigos?- Se decía a si mismo continuamente, como si el repetirlo hiciera que ellos se sintieran tan mal como él. Entonces vio a 3 personas en un terreno no muy lejano, se acerco un poco y los reconoció, eran un hombre y dos mujeres aproximadamente de 18 años los dos mayores, mientras que una mujer se veía apenas un año mayor que Isaac cuando él se acerco más y logro verlos bien, el chico era alto delgado pero fornido vestía una sudadera gris un poco holgada para tratar de disimular su silueta y una gorra color verde que a pesar del color del pasto no se perdía a la vista, las chicas por otra parte eran más bien formales, con ropa digna de una cena de gala aunque Jorge no se podía explicar que hacían dos chicas vestidas de tal forma en un terreno a las 2:30 de la tarde en jueves entonces pregunto

-¿Qué, nunca han visto a alguien tropezar?

-Nunca tan gracioso la verdad- Respondió fría y al mismo tiempo burlonamente el chico mientras que ambas chicas reían discretamente

-Bueno ya lo vieron, ¿ahora qué quieren?- Después de pensarlo por apenas un par de segundos, Isaac considero que había sido más que mal educado tomando en cuenta que el fue quien se acerco a ellos pero antes de pedir disculpas el chico le respondió

-Queremos ver que puedes hacer- De repente saco de su bolsillo lo que parecía una navaja, sin embargo al observar detenidamente se dio cuenta que era un desarmador y contesto

-¿Quieres que arregle algo?

-No- Respondió fríamente aquel chico- Pero queremos comprobar nuestras sospechas

-A que te refieres- Respondió Isaac tratando de disimular el miedo en su voz, y sin pensar sus palabras simplemente dijo-¿Ustedes me han estado siguiendo cierto?

Pudo ver como una de las chicas susurraba rápidamente algo a la otra, entonces el chico hablo

-Sí, pero eso no es lo importante ahora- Y aventó el desarmador a Isaac y aunque se resbalo de sus manos rápidamente lo levanto del suelo y pregunto

-¿Y ahora qué?

Pudo ver como aquel tipo sonreía maléficamente y solo contesto

-Si haces bien las cosas vas a ganar mucho, ya verás que todo esto te conviene

Entonces nuevamente sintió como todo pasaba demasiado rápido, el tipo corrió y dio un pequeño salto ante Isaac y el solo se hizo a un lado, las dos chicas lo veían como esperando ansiosamente que algo ocurriera, dio la vuelta y nuevamente vio como corría hacia el pero esta vez vio su intención de lastimarlo, Isaac simplemente se agacho y evito por poco un golpe directo en la cara, pensó en huir, salir corriendo y pedir ayuda, pero hubo algo que lo evito, a pesar de que el rostro de aquel chico revelaba la cruda intención de lastimarlo seriamente, también reflejaba la intención de que Isaac se diera cuenta de algo, ¿pero de qué? Era la pregunta que él se hacia una y otra vez para sí mismo, entonces sin pensarlo tomo el desarmador por la punta y con el mango lo golpeo en la cabeza, había estado consciente de que el sonido fue terrible, pero se sorprendió de ver que aquel tipo seguía de pie como si nada hubiese ocurrido, entonces pregunto

-¿Qué tengo que hacer?

Pero se limito a seguir riendo y ver a Isaac como esperando que el entendiera todo sin siquiera preguntar, volteo hacia las chicas y les pregunto rápidamente

-¿Tengo que usar el desarmador?

Una risa burlesca salió de la mayor de ellas, pero la menor le guiño un ojo y asintió ligeramente con la cabeza de forma casi imperceptible, entonces Isaac aun con miedo corrió tras el tipo cuyo nombre ni siquiera conocía al igual que sus intenciones, dio un pequeño brinco y tiro el desarmador, el chico hizo una mueca de horror y siguió el desarmador con la mirada mientras Isaac caía y rápidamente se movió a su espalda, lo tomo de la cintura y no lo soltó, el tipo se desespero, comenzó a moverse de un lado a otro para quitárselo y sin pensarlo se tiro, cayo justo sobre Isaac pero ni siquiera así logro librarse de el entonces hablo

-¿Por qué ella está con ustedes si es casi de mi edad? ¿Qué quieren, raptarnos? ¡¡Pediré ayuda!!

El chico hablo calmadamente, ya te he dicho que si haces las cosas bien entonces vas a ganar mucho y repentinamente Isaac vio como el desarmador casi le impactaba en la cara, pero solo pudo moverse y evitarlo con su brazo, sintió como el dolor le atravesaba pero decidido a ayudar a la menor de las chicas, el no mostró dolor alguno, entonces rápidamente se aseguro que el chico siguiera completamente en el suelo, lo tomo del cuello y lo golpeo allí mismo, entonces ambas chicas se acercaron y calmadamente separaron a Isaac y al chico, el se recupero, tomo aliento y comenzó a hablar

-¿Te duele el brazo? Déjame ver

-Está bien- No sabía porque le permitía mirar su brazo pero lo hizo calmadamente

-Bueno cuando llegues a tu casa échate alcohol, no fue grave pero no queremos que se te infecte ¿Cierto?

-Este…c…c…claro -Estaba algo nervioso, la forma de hablar de aquel chico era un poco intimidante y respetuosa al mismo tiempo, y cuando estaba por preguntar sobre lo ocurrió fue interrumpido

-Por cierto te pedimos disculpas, mi nombre es Chris, ellas son Cristina y Paula, lamento si te asustamos y contestando a tu pregunta, si, nosotros te estábamos siguiendo, veras somos parte de un grupo es algo complejo pero básicamente brindamos ayuda, protección entre otros servicios que estén a nuestro alcance y disposición- Justo cuando Isaac estaba por interrumpir para preguntar por el ataque Chris dijo, el ataque fue para probarte, veras, no todas las personas responden como tú lo hiciste

-Pero yo no quiero que me protejan ni nada de eso

-Lo sabemos, veras, queremos que te nos unas

-Pero…-Una vez más fue interrumpido

-Solo piénsalo bien y mañana nos vemos aquí otra vez y nos dices que piensas, ¿tienes alguna duda?

-Si- Respondió Isaac- ¿Por qué yo? ¿Qué pasa si acepto o si me niego? ¿Qué gano?

-Muy buenas preguntas- Respondió- tienes dañada una pierna ahora mismo ¿Cierto?- Jorge no recordaba eso y acababa de ocurrir hace unos instantes, había ignorado por completo aquel dolor- También estabas consciente de que te pude haber lastimado gravemente, si te niegas no pasara nada, simplemente no volveremos a vernos eso es todo y como te dije anteriormente si haces bien las cosas ganaras mucho… y pues… creo que acabas de ganar mucho.





El siguiente día transcurrió de manera normal, se había echado alcohol en la herida, había dado vueltas a los hechos del día anterior una y otra vez en su cabeza y pensó mucho en que realmente le gustaría ayudar a la gente, pero no sabía de qué forma podría ayudar, para cuando terminaron sus clases seguía sin dirigirle la palabra a Jesús y José y se había limitado a despedirse con un simple gesto de las manos entonces se dio prisa y llego al lugar acordado, encontró a Chris pero esta vez estaba solo y dijo




-Bueno, tal vez quiero entrar a tu grupo, pero ¿Son más? Quiero conocerlos, quiero saber con exactitud que hacen, como lo hacen y que me digas para que fue el desarmador

-Pues veras yo estaba desarmado y tu tenias un arma, por supuesto no te daríamos una navaja, pero todo puede ser usado como arma si sabes cómo, quizás tiraste el desarmador por alguna otra razón, pero yo lo tome como un signo de honor, si tu adversario esta desarmado, tu también deberías, eso es básico en una pelea y tus movimientos fueron un poco toscos pero buenos como creímos

-Quiero aprender más de eso- Respondió Isaac

-Lo sabía, te lo dije

-¿Qué sabias? ¿Que me dijiste?

-Te dije que te convendría



Capitulo 2: 13


Isaac no pudo contestarle y aunque era demasiado orgulloso, mas de lo que le gustaba admitir, sabia que de verdad estaba interesado y creía que algo en todo eso le convendría de sobremanera en un futuro, entonces sus pensamientos fueron interrumpidos.


-Te advierto que no es algo que puedas decidir tan a la ligera- comenzó a hablar Chris – la mayoría lo piensa mucho… y sin embargo te dije apenas ayer y aquí estas hoy, demuestras tu interés, una excelente cualidad, piensa bien las cosas, yo te buscare después.


-Pero…-En ese momento Isaac fue interrumpido tal como lo esperaba


-No te preocupes, sigue con tu vida, nadie sabrá de esto.


-Me parece…


-Por cierto olvide algo muy importante ayer- Isaac quería reír debido a las continuas interrupciones de aquel chico- No debes comentarle de esto a nadie, por mas que quieras o que creas que les interese procura no hacerlo.


-Claro…- Isaac espero un poco para asegurarse que no seria interrumpido esta ocasión- …no le diré a nadie, ni le he dicho a nadie –puedes contar con eso.


-Entonces todo esta dicho, yo mismo te buscare sigue con tu vida adiós, nos vemos, cuídate, descansa, bye.


Isaac rió un poco mientras se despedía con un apretón de manos, miro como aquel chico caminaba de forma extremadamente lenta para marcharse, y no pudo evitar soltar una pequeña risa cuando estuvo seguro de que Chris no podría escucharlo.


-¿Quién se despide tantas veces en tan poco tiempo? ¿Por que casi no mueve los labios ni abre la boca cuando habla? ¿Por que camina tan lento si parece que viene de muy lejos?-Se pregunto a si mismo Isaac.


El día siguiente transcurrió de forma normal, Isaac ya hablaba nuevamente con Jesús y con Josué pero en clases pasaba la mayor parte del tiempo con Daniel, un chico un poco infantil en sus actitudes, pero también un muy buen amigo, Karla, una chica muy agradable cuyos ojos recordaban la mirada de un gato y con cabello ondulado y de tono rojizo, y Lemus, un chico mas bien un poco creído, “el es de esas personas con las que puedo contar por ahora, pero no fuera de clases” solía pensar Isaac acerca de el. Se sentía un poco extraño, realmente quería saber en que consistía el grupo del que le habían informado hace apenas dos días, pero trato de mantener bajas sus expectativas y pensar en otras cosas, ya que no tenia total confianza de aquel grupo y mucho menos en aquel chico de nombre Chris que parecía odiar a Isaac por sus constantes interrupciones y con su forma tan calmada de ser, cosa que Isaac encontraba extraña.


-¡¡Vamonos!!- Dijo Lemus cuanto sonó el timbre que anunciaba el término de clases.


La hora de despedirse era siempre una de las peores cosas del día según Isaac, solo por el hecho de que debía de estrechar muchas manos y despedirse de forma correcta de sus compañeras, pero después de repetir por milésima vez ese habito ahora era mas bien aburrido.


-¡¡Ven, vamonos ya!!-Gritaron desde el otro extremo del salón de clases Jesús acompañado a Isaac.


Se encontraba pensativo, aunque no quisiera, no pudo sacarse de la cabeza la extremadamente conversación con Chris el día anterior, también recordó a esas dos chicas que lo acompañaban, y atravesaba su mente una y otra vez aquel encuentro en el cual peleo con aquel chico.


-¿Qué tienes?- Pregunto en voz baja José mientras Jesús caminaba para llevarles el paso.


-Nada- Respondió falsamente- ¿Por qué preguntas?


-Bueno pues perdón por lo de hace dos días, de verdad no fue nuestra intención, y conoces a Jesús, no va a decir nada y tratara de ignorar el tema pero de verdad perdón.


-Claro, ya paso y no tiene caso seguir con eso, apúrate que ya es un poco tarde-Dijo Isaac sonriendo.


Continuaron su camino hacia sus casas, se separaron para ir cada uno por su lado, mientras Isaac seguía pensando en todo lo relacionada a esas misteriosas personas con las que había tenido contacto.


-Soy un estúpido- Se dijo para el mismo- como me fui a enredar en sus cosas, creo que mejor les digo que no.


-Estas dudando, ¿O me equivoco?- Dijo una voz familiar.


-¿Qué?...co…co…c… ¿Cómo sabes?-Dijo Isaac temblorosamente.


-Es lógico, y es de esperarse, yo dude una semana antes de aceptar-La fuente de aquella voz comenzó a acercarse, poco a poco El se dio cuenta de que la persona con la cual estaba teniendo esa conversación era ni ms ni menos que una de las chicas que acompañaban a Chris en su primer encuentro.


-¿Cuál es tu nombre?


-Ya lo sabes- Respondió tímidamente la chica- Soy Paula y tu eres Jorge, sabes, me hicieron vigilarte casi un mes antes de hablarte.


-Bueno y q…q… ¿Que con eso?-dijo Isaac tratando de sonar amenazador.


-¡¡¡No puede ser!!! De verdad que eres tímido, que lindo, pero debes cambiar eso un poco, tú sabes, ser más atrevido, intrépido, animarte a hacer nuevas cosas.


Ahora que no tenia presión alguna, pudo ver con mas precisión a Paula y pudo distinguir su cabello oscuro totalmente, su piel de un tono claro, ella era un poco más alta que él, a pesar de ser delgada se notaba que hacia ejercicio y por ultimo miro detenidamente un par de segundos sus ojos, eran singulares, mas redondos de lo normal, de color negro más oscuro que su cabello y poseía una mirada que inspiraba confianza, después de apreciarla detenidamente agacho la mirada y dijo.


-Yo no les pedí que me vigilaran


-Y a mí no me obligaron a hacerlo-dijo de forma relajada.


-Sabes…eres raro, no me malinterpretes por favor, pero, creo que sabes bien a que me refiero, he visto tu mirada cuando estas con Karla y cuando estas con Daniel tus amigos y…eres realmente raro.


-Yo tengo una pregunta- Dijo Isaac tratando de cambiar de tema-¿Podrías explicarme lo que ustedes hacen?


-Me parece que ya te lo dijo Chris- dijo la chica ahora pareciendo un poco apenada por lo que había dicho.


-Pero no me dijo lo que yo quiero saber.


-¿Y qué es lo que quieres saber?


¿Cuántos son? ¿Son muchos? ¿Qué hacen realmente? ¿Por qué yo? ¿Quiénes saben acerca de lo que ustedes hacen?


-Pues no puedo responderte a todo eso ahora.


-Lo supuse eres igual que aquel chico-dijo Isaac en un tono de decepción.


-No puedo, porque acabo de ingresar con ellos, hace un mes por eso me pidieron que te vigilara y acepte, pero si vas a hablarme de esa forma…


-No, perdón, no fue mi intención-Trato de disculparse con la chica- pero pues tengo muchas dudas como para entrar a su grupo así de fácil.


-Bien te diré lo que se pero ¿podemos sentarnos?- dijo mientras señalaba unas piedras extremadamente disparejas.


Caminaron lentamente en silencio, como si jamás hubiesen hablado.


-Bien pues es así- Comenzó a hablar con un tono tímido- El grupo es básicamente como te lo dijo, un grupo de guardaespaldas clandestino, trabajamos bajo el agua, quienes saben de nosotros son las personas conocidas como “los malos de la sociedad”, criminales sin experiencia, narcotraficantes, “mulas” de negocios más grandes, y otros grupos de los cuales me hablaran cuando estemos todos.


¿A qué te refieres con todos?- dijo Isaac crédulamente.


-No somos el único grupo así, existen muchos iguales repartidos por todo el país, pero todos deben estar integrados por 13 personas, y ahora somos 12 y contigo estaremos completos.


-¿Y por qué tengo que ser precisamente yo?


-Pues te vigila por casi un mes y me convenció lo que vi, eres una persona no violenta, pero tienes potencial, podrías ser el mejor.


-Pero- Interrumpió Isaac en un tono parecido al de Chris- ¿quieres decir que los demás se integraron sin saber a qué se enfrentan? ¿Dijiste que les dirán todo cuando sean 13?


-No dije eso, dije que a mí me dirán todo cuando seamos 13.


-Ooooh, perdón, continua hablando.


-Gracias-dijo Paula con un ligero tono de molestia- soy la mas chica de todos, y si tu aceptas seremos los dos más chicos, todos los demás tienen uno o hasta seis años más que nosotros, también te puedo decir que entre los 13 encontraras más que un grupo, en el poco tiempo que he convivido con ellos te puedo decir que me han aceptado como un miembro más de su familia. Y por cierto si aceptas, vas a tener que aprender un estilo de pelea, ya que no utilizamos armas de fuego, son consideradas para tontos.


El tema de las armas de fuego no había pasado por la cabeza de Isaac, pero ahora que quedaban descartadas, se sintió demasiado tranquilo.


-¿Tu que estilo de pelea sabes?-pregunto Isaac a Paula.


-Yo practico Muai Thai, y en el poco tiempo que me han enseñado, puedo decirte que creo ser realmente buena en eso. Tú pareces mas como asaltante.


-¡¡Hey!!No soy ningún ladrón- Dijo Isaac en todo ofendido.


-No entiendes, un ladrón no es igual que un asaltante, un asaltante es aquel que no usa su fuerza, es alguien que usa su peso y controla su mente.


Tampoco estoy…-pero fue interrumpido por Paula.


-Tampoco quiero decir que estés gordo, controlar tu peso significa no usar fuerza, significa mover tu peso de todo tu cuerpo hacia una parte en especifica, pero creo que eso lo entenderás mejor después.


-¿Ya te vas?


-Claro que me voy, ya es tarde y corre a tu casa o vas a tener problemas.


Isaac observo como Aquella chica se alejaba, también pudo notar que su caminar era muy parecido al de Chris y se dijo así mismo.


-“Ya veo que son como familia”


Capitulo 3: EL CASCABEL Y EL BASTON

Ad blocker interference detected!


Wikia is a free-to-use site that makes money from advertising. We have a modified experience for viewers using ad blockers

Wikia is not accessible if you’ve made further modifications. Remove the custom ad blocker rule(s) and the page will load as expected.